Skip to main content

Cómo decorar una habitación masculina

A menudo se cree que una habitación masculina es un espacio descuidado y sin clase, pero no hay nada más lejos de la realidad. Los hombres se preocupan tanto por el diseño y por la decoración como las mujeres y tienen sus propias normas y códigos de estilo.

Por lo general, las habitaciones masculinas se decoran en tonos neutros y ligeramente oscuros, como las paletas de gris o de marrón. Pero el blanco, tan de moda, también entra en juego y es más que frecuente encontrar habitaciones masculinas en este tono, sobre todo entre los más jóvenes.

La ropa de cama favorita en las habitaciones masculinas son las fundas nórdicas. Las fundas lisas con una manta plaid a los pies quedan muy bien en este tipo de habitaciones, aunque las que están inspiradas en símbolos orientales también resultan bastante acertadas. En cuanto al mobiliario destacamos dos puntos: las estanterías y los rincones de relax.

Zonas de almacenaje con mucho estilo

Una habitación debe de contar con zonas para almacenaje en las que colocar libros, trofeos deportivos o cualquier otra cosa que se quiera tener a la vista y para eso nada mejor que contar con bonitas estanterías de diseñoque aporten un toque extra de clase.

Estas estanterías se pueden combinar con otros elementos decorativos, como pequeños espejos, creando un conjunto original y llamativo que le de ese toque que parece de decorador profesional y que tanto aporta en una habitación. Además de ser elementos útiles, las estanterías de diseño dan valor a la habitación en sí mismas.

Un rincón de relax

Tener un espacio para relajarse en la habitación sin tener que tumbarse en la cama es importante. Por eso, muchos apuestan por una pequeña zona de relax formada por una mesa de centro de pequeño tamaño y un par de sillas. Se crea así el lugar ideal para poder leer un poco antes de acostarse, para tener una charla por teléfono o incluso para invitar a la pareja para tener una charla en un lugar más íntimo y tomar una copa de vino antes de irse a dormir.

Es frecuente que este espacio de relax con sus sillas y su pequeña mesa auxiliar no se utilice prácticamente nunca, pero no deja de darle un toque muy especial a la habitación haciendo que tenga cierto aire con las suites de lujo de un hotel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *