Skip to main content

¿Como elegir mis botas de equitación?

A la hora de practicar un deporte como la equitación, ya sea por puro placer o a nivel profesional, el equipamiento es muy importante, y uno de los accesorios más importantes de este equipamiento es el calzado. Las botas de equitación o botines con polainas son una parte esencial, ya que aportarán la seguridad necesaria ya que en gran medida evitarán que el pié se deslice fuera del estribo, y por otro lado aportan en confort necesario para disfrutar de nuestras sesiones de equitación con comodidad.

Otros motivos por los que el calzado es importante, son las tareas propias que se realizan entorno a la equitación. Hay que tener en cuenta que cuando nos bajamos del caballo, lo llevamos al establo o le damos de comer, existe la posibilidad de que el caballo nos pise, en tal caso no llevar el calzado adecuado puede tener consecuencias muy negativas sobre la salud de nuestro pié.

En cualquier caso, si decides por tu cuenta y riesgo montar con calzado no específico, quedan totalmente prohibidos los zapatos de tipo sandalias o con un tacón de más de 2 centímetros.

En nuestro artículo de hoy nos centraremos específicamente en las botas, y en un próximo artículo nos centraremos en los botines y polainas que también se usan para practicar el arte de la hípica. A la hora de elegir nuestra bota, debemos considerar las distintas opciones disponibles. Para ello es importante tener claro una clasificación de las mismas. En una primera instancia las botas las podemos clasificar en función del material con el que se han fabricado. En este sentido nos encontramos con las siguientes posibilidades:

1. Las botas de caucho. Conocidas comunmente como botas de goma son muy recomendadas sobre todo en lo que se refiere a todas las tareas y trabajos que tendremos que desarrollar entorno a la monta del caballo propiamente dicha, nos referimos a los trabajos de pié a tierra, sobre todo en la cuadra, donde es habitual encontrar terrenos húmedos y agua. Una de las principales ventajas que presentan estas botas con respecto a la fabricadas con otro tipo de materiales, es la facilidad de mantenimiento y limpieza ya que se pueden limpiar sin esfuerzo con abundante agua sin miedo de que puedan estropearse. Otra de las ventajas es su menor precio con respecto a las fabricadas con cuero por poner un ejemplo.

El problema de estas botas es que nuestro pié no transpira, lo que las hace insoportables para climas cálidos, o en estaciones como el verano, nuestro pié sudará y tendremos más posibilidades contraer infecciones por hongos. Otro hándicap es que encontraremos menos variedad de diseños que en las fabricadas con otro tipo de material, por lo que si estas pensando en utilizarlas de forma casual en tu día a día será mejor utilizar unas de cuero que son más elegantes y nos servirán para todo tipo de ocasiones.

Nuestra recomendación es que, fuera de la cuadra, son más adecuadas para niños que comienzan a montar , principalmente por el precio, ya que al crecer su pié tan rápido podremos hacer un desembolso menor que con las de piel y por otro por que suelen ser menos cuidadosos y estropearlas con mayor frecuencia.

2. Las Botas de cuero, son por excelencia las más adecuadas, tanto por comodidad como por funcionalidad. Son más flexibles, transpiran dejando respirar a nuestro pié y nos permite un mayor contacto con el caballo. En lo que respecta a la variedad, hay un sin fin de modelos, con adornos varios y por lo general suelen ser bastante elegantes, pudiendo utilizarlas en nuestro día a día, o incluso para vestirnos en alguna ocasión especial.

En cuanto a las medidas, hay algunas en las que solo podemos elegir el tamaño del pién en otras se puede seleccionar el largo de la caña, e incluso el ancho. En otros casos podemos optar por su fabricación artesanal a medida, pudiendo elegir incluso los adornos y dibujos de la misma. En este caso tendremos que escoger bién, una buena elección podría ser equitacionvalverde.com, es un ejemplo de saber hacer, además de un extenso catálogo de botas de montar en pieles de la mejor calidad, también podemos pedir que nos fabriquen nuestra bota a la medida de nuestras necesidades.

En función del tipo de equitación que vayamos a practicar también podemos elegir diferentes tipos de botas, cada una de ellas adaptada de la mejor forma a la disciplina concreta. Podemos diferenciar entonces también en función de las diferentes disciplinas:

1. Botas de montar genéricas: Suelen ser las más versátiles ya que no estan pensadas para ninguna disciplina en particular, su cierre y ajuste suele hacerse con cordones o elásticos laterales, de forma que son muy fáciles de poner y quitar.

2. Botas de doma clásica: Al ser la postura del jinete menos variable, la caña es un poco más rígida de lo habitual. Normalmente llevan la cremallera oculta. Este tipo de botas requeriran de varios usos antes de que se adapten cómodamente a nuestro pié.

3.Botas de montar de hípica o de salto, suelen ser más maneables y llevar cordones, esto es así para facilitar el movimiento al saltar con el caballo. Son las ideales para uso variado y se adaptarán a nuestro pié desde la primera vez que las utilicemos. – Botas de Cross, son similares a las botas de uso general, pero con un poco más de suela y con un poco más de impermeabilización dado que se utiliza en situaciones climatológicas más complicadas.

4.Por último tenemos las Botas de campo o botas camperas, que son típicamente españolas y se han hecho famosas en todo el mundo, tanto para su uso en equitación, como en moda. Tradicionalmente son botas que se utilizaban para el trabajo en el campo, con trabajos relacionados tanto con la monta como con otros trábajos típicos del campo. El espectro es muy amplio y suelen ser muy polivalentes, siendo cómodas, ligeras y adaptándose rápidamente a nuestro pié.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *