Skip to main content

¿Por qué realizarse un test de intolerancia alimentaria?

Seguramente has visto en muchas tiendas de productos naturales o incluso en páginas de Internet ofertas para realizarse test de intolerancia a alimentos. Pero debes de saber que ese tipo de pruebas no cuentan con ningún tipo de aval científico.

Realmente, solo están demostradas la intolerancia a la lactosa y la intolerancia al gluten no celíaca. Se cree que podría existir también una intolerancia a la fructosa, aunque todavía se están realizando estudios al respecto.

Para saber si se sufre alguna de estas intolerancias puedes hacerte pruebas médicas que las confirmen, aunque el test de intolerancia alimentaria online GRATIS en el que se te realizan preguntas clave suele ser muy claro. De hecho, muchos médicos dan por sentado que con unas preguntas de este tipo y la retirada de la lactosa o del gluten de la dieta es fácil saber si existe una intolerancia (no confundir con alergias).

Descubre qué es lo que te está haciendo daño

Quizás pienses que los test de intolerancia que se anuncian en tantas páginas tienen su razón de ser ya que tú has notado que hay ciertos alimentos que realmente no te sientan bien. Pero esto no tienen, ni mucho menos, razones genéticas relacionadas con la intolerancia.

Si tú eres intolerante a la lactosa o sensible al gluten y no lo sabes, lo normal es que consumas leche o pan y esto dañe tu flora intestinal. Al tener el intestino sensible muchos alimentos te sentarán mal y te causarán digestiones difíciles. Pero no es que no toleres dicho alimento, es que tu flora intestinal no está en buenas condiciones para digerirlo.

La importancia de una buena digestión

El primer paso si sospechas que tienes una intolerancia es descartar lo que creas que te la está causando, mejor si se descarta totalmente la lactosa y el gluten. A continuación, debes de tomar probióticos y prebióticos para recuperar la flora intestinal.

Se recomienda que se realice este proceso durante un mes. Si pasado este tiempo se mejora, a continuación se puede intentar tomar de nuevo lactosa o gluten y ver como el cuerpo reacciona. Se suele incorporar primero el gluten y ver cómo sienta durante una semana. A continuación hacer lo mismo con la lactosa.

Si uno continúa sintiéndose bien es porque seguramente solo se trataba de un problema de desarreglos en la flora debidos, por ejemplo, a algún medicamento o a una bajada de defensas. Si al incorporar alguno de los elementos descartados comienzan las molestias lo más seguro es que se sea intolerante. Se puede acudir al médico para confirmarlo o, simplemente, retirar ese alimento de la dieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *