Skip to main content

Problemas mecánicos

La planificación del mantenimiento de los coches debe hacerse para poder llevarlos bajo control, sin que se dejen pasar por alto. De esta manera, se realiza a tiempo los cambios preventivos y entonaciones que se necesitan para que funcionen bien. No obstante, cabe la posibilidad de que inesperadamente se presenten problemas en piezas que tienen un uso mayor.

En ese caso, si algo no funciona como es debido, es perentorio que tenga alguna noción del elemento que esté causando los problemas, para poder hallarle la respectiva solución. Hay que tener en cuenta que hay desperfectos que son comunes y que se sabe de sobra el origen de los mismos.

Averías comunes

  • Fuga del radiador: se hace visible la mancha hecha por el anticongelante en el lugar donde deja su coche estacionado y enfría menos el aire acondicionado. Por eso, es preciso que se revisen las abrazaderas y las mangueras, que son los elementos que producen los botes al romperse o desplazarse.

  • Arranque no se activa: al encender el coche no emite sonido alguno, ni observa señal de activación de otros sistemas. Quizás la batería se haya marchado y se deba reemplazar, o que no esté funcionando el motor de arranque.

  • Frenos largos: con el uso se degradan hasta que el pedal se va a fondo. Si se escuchan ruidos extraños o si pierden su efectividad es prioridad su mantenimiento.

  • Fuga de aceite: se marcan manchas negras en el piso donde el coche haya estado y con el paso del tiempo tienden a ser más evidentes. Puede deberse al filtro de aceite o a las estoperas.

  • Alternador sin fuerza: de no acelerar adecuadamente es posible que sea un defecto en la pieza. Es deber revisarla frecuentemente para estar consciente de su estado.

  • Sonidos o vibración de explosión: si esto se escucha al conducir es señal de daños en los cilindros del motor o falta afinarlo.

  • Humo de escape: que emita humo desproporcionadamente o en un color que no es el de siempre, es una prueba de que esté contaminado el combustible y ello afecta al motor.

Por todo esto se necesita prestar mucha atención al comportamiento del automóvil, y de cambiar piezas mejor que sean de calidad. No es preciso que sean completamente nuevas, los repuestos de segunda mano son muy buenos e incluso se pueden conseguir originales. Visite https://www.piezasdesegundamano.es/ donde en pocos clics obtendrá lo que busca con calidad garantizada y ahorra tiempo y dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *