Skip to main content

Cómo mejorar el marketing de una barbería

Las barberías vuelven a estar de moda. La barba es tendencia y se lleva muy cuidada, por lo que muchos hombres acuden a este tipo de establecimientos para tener la mejor imagen. Pero el concepto de barbería también ha cambiado y, consecuentemente, las técnicas de marketing que se emplean para promocionar el local.

Si tu negocio es una barbería moderna, atractiva y muy elegante, muchos clientes pueden sentirse cohibidos de entrar por el precio. Y, seguramente, este no sea un problema realmente. Una manera de demostrarlo es colocando en la puerta un display expositor para que cualquier interesado pueda coger un folleto y no solo saber teléfonos y horarios, también los precios de los principales servicios. Esto animará a mucha gente a entrar, especialmente si hay días con precios especiales o si se van poniendo ofertas que cambien cada semana o cada mes.

Las redes sociales

Hace no muchos años los hombres más jóvenes iban a la barbería tan solo a cortar el pelo. Pero hoy van también a arreglar la barba. Y los jóvenes se mueven en las redes sociales. Una página en Facebook y en Instagram es ahora absolutamente imprescindible para promocionarse.

Pueden colgarse, por ejemplo, fotos de los clientes que quieran mostrar su antes y su después. Esto es divertido y a muchos que tienen redes sociales les encanta compartir estos cambios, por lo que se pueden crear hashtags divertidos al respecto que ayuden a promocionar el local.

Por supuesto, las redes sociales también son una maravillosa forma de dar a conocer las promociones o cualquier cambio que se realice en el local. No olvides los concursos que permiten obtener, por ejemplo, un tratamiento gratis a cambio de compartir la página de la barbería o de etiquetar a amigos para que la conozcan.

Los displays en otros comercios

Colaborar con otros establecimientos del barrio es también una buena forma de marketing. La mayoría de los clientes de una barbería son de la zona y, por tanto, consumen en las tiendas de los alrededores. Si tus clientes son jóvenes acude por ejemplo a las tiendas de ropa juvenil cercanas y propón un intercambio de displays con publicidad. 

Ellos pondrán en su mostrador tu display con los folletos de la barbería y en la barbería los folletos de la tienda. Dado que los clientes potenciales son los mismos y no se establece una competencia entre los negocios, puede resultar interesante para ambos colaborar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *