Skip to main content

Tendencia masculina en complementos para el fitness

Los complementos alimenticios son productos que, sin ser medicamentos, ayudan a que nos sintamos mejor. En DRKU.ES encontramos muchos de estos productos de muy buena calidad y que pueden marcar una gran diferencia.

  1. Cuidan tu cuerpo

Los complementos alimenticios ayudan a cuidar tu cuerpo. Un buen ejemplo son los que están realizados a base de probióticos que regeneran la flora intestinal. Esta flora es básica para que se realice bien la digestión y para que las defensas estén bien alimentadas. Por tanto, consumir probióticos cuando se necesitan puede suponer una gran diferencia en el estado general.

  1. Contribuyen a la prevención de enfermedades

Como hemos dicho, la flora intestinal es responsable de que las defensas estén bien alimentadas. Si se cuida la flora para que los nutrientes lleguen al sistema inmune podremos disfrutar de una mejor salud y evitar enfermedades ya que contaremos con unas defensas fuertes que podrán frenar la entrada de virus o bacterias en el organismo.

  1. Te ayudan en casos de intolerancias

Las personas con intolerancias, como la intolerancia a la lactosa, lo pasan muy mal cuando tienen que comer fuera de casa. Muchas veces hay leche en alimentos que no deberían de llevarla y acaban sufriendo diarreas y otros problemas. La flora queda dañada tras este proceso y si no se fortalece debidamente, pueden volverse todavía más sensibles. Esto hará que alimentos que contengan solo trazas y que generalmente se toleran bien, no se toleren con la flora débil. 

Sin embargo, cuando se consumen complementos con probióticos la flora estará muy fuerte y se recuperará rápidamente tras haber tomado algo indebido, por lo que no hay razón para que aumente la sensibilidad a la lactosa.

  1. Ayudan a que tomes menos medicación

Además de los complementos ricos en probióticos existen otros que aportan otras sustancias al organismo. En muchos casos, se trata de productos con varias plantas que tienen propiedades beneficiosas. Entre los complementos más utilizados están los que ayudan a dormir mejor, regulando el proceso del sueño y combatiendo el famoso jet lag.

Pero también hay complementos alimenticios que ayudan a calmar los nervios o que mejoran la digestión y que evitan tomar otros medicamentos que pueden tener efectos secundarios y que son más fuertes y prescindibles.

Incluso existen complementos a base de probióticos con funciones específicas, como los pensados para las personas con piel atópica o para mujeres con problemas recurrentes en sus vías urinarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.